9 de julio de 2009

Rebirth

1. Fer y Malandra

Malandra sonreía como solo la princesa sabia hacerlo, de forma contagiosa que hasta Fer siempre terminaba infectado y esta vez no era diferente. El era la razón por la que ella sonreía, lo que el había hecho la hacia feliz. En ese momento su corazón dio un vuelco y dijo lo que sentía en ese momento. “Me alegro de que no te hiciera daño.”

“Yo también. Perder a uno de nosotros es suficiente para que pierdas tu sonrisa.”

La chica era un poco imprudente, pero el apreciaba que dijera lo que pensaba, esa era su forma de ser- esa era la forma de ser de sus dos mejores amigos. “Solo escogió a Vick porque debe creer que hay una conexión entre ellos por su pasado.”

“Yo estaba pensando que tal vez Arhy… aunque lo que tu dices tiene mas sentido.”

Silencio. Fer entendía lo que quería decir. Malandra adoraba a Vick y quería a Fer como a un amigo, aun así no podía evitar verlos con algo de envidia. Ambos eran capaces de lograr cosas increíbles por si mismos, en especial cuando se trata del otro. Malandra no había podido hacer nada como eso ni siquiera por Arhy. No era la intención de Fer empeorar las cosas con sus palabras, pero tenia que advertirle. “La sombra que vi cuando estaba con ella, tal vez no sea Arhy.”

“Tal vez.” Pero ella estaba determinada a tener esperanza. “Voy a ver como esta Vick. ¿Quieres que le diga algo?”

“No. Voy a verlo después.”

“Con eso basta.”


2. Malandra y Vick

Vick apenas podía abrir los ojos, pero lo estaba intentando porque esa voz llamándolo era bastante insistente. “Hola dormilón, ¿no te sientes agradecido de estar vivo en este bello día?”

“Tu sarcasmo es odioso.”

“¿Cómo te sientes?”

“Bien… ¿y Fer?”

Malandra hizo una extraña mueca, fingiendo estar molesta. “Lo normal es que preguntes ‘bien y tu?’ primero.”

“Puedo ver que estas bien, lo que no entiendo es porque el no esta aquí.” El tono de su voz dejaba ver que estaba un poco molesto.

La sonrisa de Malandra era diabólica, aun no estaba lista para tomarse nada muy en serio. Era feliz solo de poder ‘discutir’ con el como antes - como siempre lo hacían. “Fer tiene una agenda muy ocupada hoy. Pero espera tener tiempo para verte algún día.”

La mirada de Vick parecía cerca de echar fuego. “¿Entonces cual era la prisa por despertarme?”

El rostro de Malandra parecía apenado, lamentándose en voz baja: “Pensé que te gustaría ayudarme con una sorpresa que quiero hacer para el ¿Por qué prometió venir a ver a un desagradecido como tu que prefiere dormir…”

A cualquier otra persona, incluso a Fer, ella podía ordenarle hacer su voluntad. Vick, sin embargo, con un simple ‘no quiero’ destruía su hechizo, por eso el necesitaba ser persuadido. Era un delicado arte que ella estaba especializando solo por el.

“¡Cállate!”

1 comentario:

Rail Péndragon dijo...

Los amo, pero quiero más... mucho más XD... jijiji