29 de agosto de 2012

Z

Ir un paso adelante siempre a sido mi trabajo, derrote a Adán y lo dividí, cuando era más débil lo reconstruí, luego lo enamoré y me aseguré de que me protegiera, cuando eso cambió tuve que cambiarlo, extraño a Gab, pero de haber seguido aquí hubiese terminado siendo una molestia, con Darla está bien y ella a cambio me dio algo que me es muy útil. He sobrevivido a cientos de cambios, durante milenios, la mente me pertenece a mi, a Narciso, la imagen lo es todo.

Railer

Soy el reflejo del reflejo, fuí la sombra oscura de aquello que deseamos ser, la sombra de narciso, el demonio de los espejos, aquello que no quieres admitir de ti mismo pero que sabes que en el fondo eres, soy el demonio esa es mi naturaleza, y como tal mi deseo es destruir, matar a Adán acabaría con todos, el mejor final para una larga historia, sin adán no hay reflejo, sin reflejo no hay deseo, sin deseo Ille morira.

IN

-Manda tropas Oteler, cubre cada rincón del templo, él llegará a la media noche, asegúrate de que muera.
-Como ordene su excelencia

El capitán de la guardia del Visir acepta su encomienda y parte con cien hombres armados rumbo al templo de las sombras en lo profundo del bosque prohibido, un lugar en el cual se dicen hay apariciones y seres fantásticos, generalmente nadie se atreve a entrar, pero las ordenes son claras, matar a un conspirador contra la corona.

-Mikael te pido que refuerces la guardia del Rey, mis espías dicen que el rebelde Ian trama asesinar al Rey

El Jefe de la Guardia Real asiente ante el Visir que le ha advertido de las oscuras conspiraciones de cientos de personas, la rebelión en tierras del reino toma cada vez más fuerza, pero esta nueva oleada le parece extraña, la gente ama al Rey y la rebelión está dirigida al visir y a su gobierno, pero es la voluntad del Rey que Railer se haga cargo del gobierno y contra la voluntad del Rey nadie puede.

-Así se hará

El Jefe de la Guardia se retira tras recibir sus ordenes, Railer mira a la ventana pensativo, mira hacia el templo prohibido, sabe que la guerra se aproxima, sabe que Ikaro caerá del cielo a la tierra y esto desatará la lucha entre los dioses.

-Ikaro, Ikaro, Ikaro, por qué no te quedas en tu prisión