23 de noviembre de 2008

P1

Esther ~ Lecciones de Historia.
Si algo puede salir mal, saldrá mal.



(Un día antes)
Morgana y su equipo casi se habían apropiado del nivel de entrenamiento físico, su base estaba en el sitio acondicionado para practicar artes marciales. Morgana y Lydia tenían su tercer combate del día, Fran y Ariel también practicaban, pero lo de ellos parecía un juego comparado con la agresividad que usaban la pelirroja y la rubia al enfrentarse.

Ambas tenían una estrategia de no soltar a su adversario hasta dejarlo hecho polvo y ambas tenían toda su atención en el combate y eran capaces de ignorar todo a su alrededor. Era así como debían enfrentarse una a la otra, quien se descuidara por un segundo se convertiría en presa.

Esta vez fue Lydia. De reojo alcanzó a ver una figura en la puerta y su confusión momentánea era todo lo que Morgana necesitaba. Cuando recuperó la conciencia, solo podía ver el techo, luego el rostro de su rival. “Pensé que estabas fingiendo y solo pretendías estar distraída.”

Lydia no dijo nada. Su mirada volvió a la puerta, “Vamos a cambiar. Ahora tu y Fran practican juntas.” luego de decir eso, ella y Ariel se alejaron.

“Fran,” Lydia seguía mirando a la puerta, vagamente se preguntaba si en todos los equipos habría una tipa controladora y mandona que ordenaba a todos.

“No le hagas caso. Te dio bastante fuerte y necesitas descansar.” Lydia no estaba segura que decir, solo se le ocurrió “gracias.” antes de empezar su lenta caminata hasta su habitación donde planeaba descansar el resto del día.

Apenas había salido de ahí cuando la vio, era la joven que le había hablado en la fiesta y luego Linnda apareció de la nada y se la llevó. Lydia solo estaba un poco intrigada por eso, lo que si le extrañaba era que la había visto mas seguido desde entonces. “Si fuera paranoica pensaría que me estas siguiendo.”

“…” Lydia espero su respuesta, pero ella no dijo nada, hasta que se enfado y comenzó a caminar hacia el elevador.

La estaba siguiendo. “Deja eso ¿quieres? me pone de nervios.”

El sonido de sus pasos se detuvo y Lydia también se detuvo. “Solo camina a mi lado si quieres venir conmigo.”

“…”

(Dos días antes)
Darla recorría los pasillos y niveles del closet, una escena nunca antes vista. A su lado caminaban tres que no podían hacer más que seguirla y tratar de entenderla.
“¿Y ahora que tienes?”
“Es por los temblores. No actúes como si no supieras.”

Fer y Vick seguían con su cara de ‘no entendí’. Mientras Linnda empezaba a seguir la lógica del insecto. “Como en Febrero…” hace nueve meses. Parecía poco tiempo para todos los cambios que habían ocurrido.
“… sospechan que se debe a que nuevamente no hace suficiente calor.” Murmuro Darla.
“¿Quién sospecha?” pregunto Vick. Los otros dos, sabían mejor que preguntar.
“Yo.” Ella respondió apresuradamente, para corregir su error.

Darla no se detenía para hablar y por eso los otros casi debían correr para alcanzarla. Solo Fer se detuvo repentinamente ““Frío insuficiente… ¡Entonces si fuiste tu!”

(Tres días antes)
Linnda y K nuevamente estaban jugando al gato y al ratón. Eso era más complicado de lo que sonaba porque el condenado ratón podía aparecer paredes y así bloquear el camino de su persecutor.

Actualmente el espacio creativo se había convertido en un laberinto y aunque Linnda sabia como arreglarlo (creando una historia), no estaba segura de que terminaría como ella querría estando K presente. “Al menos detén el congelamiento” gritó al fin.

K apareció frente a ella. “Solo el dueño de esta ilusión puede detenerlo.”
“¿C-cómo dices?” el laberinto se desvaneció entonces y nieve empezó a caer sobre sus cabezas. “No estas causando esto…”

(Dos días antes)
Darla se había quedado dormida, cortesía de Vick y un deseo de que se calmara. De los tres que la habían seguido por el closet, solo el estaba con ella. Los otros dos estaban nuevamente discutiendo en la habitación de Linnda. “Si fueras tan fuerte, no debería poder hacerte esto.” Concluyó el. “Aquí hay algo raro… ”

Como la vez anterior, el estaba tocando al insecto dormido con la punta de su dedo índice, cuando Fer volvió, nuevamente le pidió que no lo hiciera. “Es solo que cuando esta despierta, no parece real. Es como si la vieras pero no estuviera ahí, parece algo borrosa. Pero cuando duerme…”

Fer dejó escapar un suspiro. “¿Es por eso que no dejas de verla cuando tienes oportunidad? ¿Crees que va a desaparecer?”

Linnda, que estaba revisando las últimas notas que había en la computadora del insecto (aprovechando que estaba dormida), hizo una pausa para explicarles. “Ella tienen el estilo de vuelo y movimientos rápido y difíciles de captar de una mosca.”
“¿Es un insecto?” solo entonces, Vick se alejó de ella.
“No. Solo tiene el nombre de uno, es algo insignificante y minúsculo que tiendes a ignorar. Pero ella no te permite que la ignores. Es una de esas ironías suyas que tanto disfruta.” Concluyó Linnda.
“Por eso le gusta que le digan insecto.” Agregó Fer.
“Pero ustedes nunca le dicen así.” Vick dijo eso en forma descuidada, en realidad estaba meditando su explicación.

En teoría ella debía ser algo insignificante y sin embargo ella había causado que la temperatura del closet llegara a bajo cero, todo porque creía que los temblores eran causados por la ausencia de frío. Sin querer había encontrado una ironía. Eran sus temores más grandes lo que la llevaban a emprender cambios que ponían a temblar a Linnda y a Fer.

Pero tal vez, si ella no tuviera ningún temor…

(Un día antes)
Lydia tenía a su visitante contra la pared. Nunca le habían interesado las artes marciales ni algún otro estilo de combate, pero estaba agradecida de haber aprendido. Darla y Morgana lo llamaban Talento natural, ella lo llamaba instinto. Odiaba ser la presa y prefería atacar a solo darse por vencida.

Aunque esta vez, quizás exageró un poco. Ella solo había intentado… “¿Por qué?”
La joven no parecía nerviosa o asustada, “Solo quería… probar.”
“¿Probar que?”
“Comprobar, asegurarme… de que no eres tu.”
“¿Qué no soy yo? ¿De que estas hablando?”
“Que tu no eres la persona que esta soñando...”










Darla - La Mosca Tete.
Característica principal: Anfitriona del Cuarto Compartido.


Ferguson Fernandi Fernandez
Apodo: Solo diganle Fer


Francine Rubizk
Ocupación: Enfermera


Karen Esther Troy
Dato importante: Logró quitarle a Darla el título de seudónimo oficial por un breve período, desafortunadamente eso le costó que se acabara su existencia como personaje.


Linnda Francine Delatov Troy
Frase favorita: "Si algo puede salir mal,saldrá mal" - Ley de Murphy


Lydia Raven
Comida favorita: Pay de Limón


Morgana R. Vega
Dato curioso: Tiene una hermana semi-identica solo es diferente el color de cabello y ojos.


Vick I. Adan
Carta representativa: La Estrella

1 comentario:

Rail Péndragon dijo...

Rail: por que no es una chica normal
Shade: por que entonces no sería tu amiga
Rail: ¬¬ no tienes por que decir eso
Shade. es la verdad