17 de octubre de 2008

Agnon




En la nueva habitacion de Darla la acompañan las unicas dos personas que ella alcanza a tolerar por el momento. "¿Pues no que tenias prisa por empezar?" preguntó Linnda más por curiosidad de ver al insecto desganada que por saber cuando empezarían.



"Aun no he demolido el closet anterior por completo, y eso como que me frustra." murmuró Darla, el volumen de su voz había ido bajando mientras hablaba.



u.u "los asuntos pendientes de cuando acá no te dejan avanzar? siempre haces a un lado todo lo que te estorba..." empezó Linnda.



Ya he aprendido a escucharlas discutir sin meterme, eso es nuevo. Darla tolera mi presencia pero no puedo hablarle de nada. Linnda puede decir lo que sea y es decisión de Darla ponerle atención o ignorarla, pero casi siempre le toma en consideración. Además todo lo que dice Linnda ultimamente es con la intención de darle animos...



"... no puedes flojear toda la vida, ya van dos ideas que Lanzas al aire ¿porque no me has ordenado que las escriba?"



"Porque quiero ocuparme de ellas personalmente." había estado jugando con la computadora y ni siquiera puse el juego en pausa antes de voltear a verlas. Linnda también la veía sorprendida. Nuestro momento de silencio se prolongó bastante hasta que la misma insecto tuvo que decir algo para cortarlo. "Pero tengo algo para que ustedes se entretengan."



Nosotros aun no sabíamos que decir, así que ella continuó. "Esos idiotas..." su puño golpeaba la cama al recordar algo desagradable para ella. "... tienen razon, el closet necesita una nueva descripción, Fer."



Sus miradas se fijaron en mí y ambas me decían cosas muy distintas 'no lo arruines' -y- 'ten cuidado'. Cuidado con lo que diga a continuación de Linnda, no eches a perder mi historia de Darla. Dejé escapar un suspiro "No tengo opción, verdad?"



"Pueden acompañarte otros personajes, no los había dejado salir antes porque no los necesito aun, pero estaría bien que vayan conociendo el terreno de juego." y eso es lo más que me ha dicho desde que llegamos a este lugar.



"Ok, me da igual." Darla volvió su atención a Linnda en ese momento y yo volví a ser invisible. A Linnda también le asignó algo mientras yo cerraba mi juego.



"No apagues la computadora, voy a usarla." dijo ella en voz alta, no le respondí solo me alejé del aparato para que ella pudiera ver que seguía encendida.



Linnda y yo dejamos la habitación y estabamos en la sala de entretenimiento. Entonces le dije mi conclusión sin miramientos "Se deshizo de nosotros."



"Sí." respondió ella con un poco de tristeza.



"¿Qué hacemos ahora?"



"Lo que ella dijo." Después de todo a ella le dejó la historia de amor de gatos y a mi me encargó la descripción de este lugar. "Voy a trabajar en mi cuarto. Suerte."



Linnda nos trata como si fueramos de cristal... o de una sustancia detonante. Gentileza y precaución son términos similares al final de cuentas, se distinguen solo porque son movidos por sentimientos diferentes. La he confrontado al respecto antes, pero ella solo sonríe y promete ser atenta con ambos. Darla o yo. Ella cree que mi prescencia aquí es un problema, porque no lo entiende y yo no puedo decir nada porque tampoco lo entiendo.



Ella también tiene uno de esos cuartos VIP que cambian de lugar. Yo en cambio tengo uno igual al resto de los personajes, al menos esta vez cada uno tiene su propia habitación no como antes que era una bodega llena de camas. Lo malo es que la sección de habitaciones esta bastante retirada de la sala de entretenimiento y otros salones principales, por eso la mayoría simplemente se quedan dormidos en los sillones o cualquier superficie semi-cómoda.



Pero no es el caso de Malandra. Ella se toma sus horas de sueño muy en serio, igual que su tiempo para arreglarse. Lydia también prefiere dormir en su habitación así que a cierta hora, ambas dejan la sala llevandose a una pobre víctima. Arhy sigue teniendo problemas para dormir, pero las otras dos insisten que con tantas distracciones jamás va a tener sueño.



Les he hablado un par de veces. Ellas me sonríen y saludan cuando me ven, pero ya no soy parte de su grupo.



Aun así. Ahora tengo un trabajo que hacer y la que me ayudó con la descripción la vez anterior fue Malandra, por eso me acerqué a ella.











Darla - La Mosca Tete.
Característica principal: Anfitriona del Cuarto Compartido.


Ferguson Fernandi Fernandez
Apodo: Solo diganle Fer


Linnda Francine Delatov Troy
Frase favorita: "Si algo puede salir mal,saldrá mal" - Ley de Murphy

1 comentario:

Rail Péndragon dijo...

Rail: vamos, vamos que esperan, a trabajar...

Shade: es bueno ver que ya superaste lo del reseteo

Rail: calla, odio perder la memoria

Shade: pero si es su voluntad, asi sera

Rail: eso no ayuda sabes ¬¬

Shade: lo se, ahora sigue precionando a Darla para que escriba más

Rail: no preciono a Darla, preciono a Fer y a Linnda